Astrologia, carta natal, cursos, clases, planeta, zodiaco, signos CONCIENCIA AZUL ARTE VIDA - ASTROLOGIA - CORDOBA - ARGENTINA
Conciencia Azul

El Ascendente

El Ascendente

Por Lic. Patricia Castignani 
Fuente: http://www.astrotraining.com.ar/art01.htm


El ascendente es un viaje de la conciencia. Es una energía que no puedo reconocer en mi, que siento como extraña.
La energía del signo ascendente es irradiada con una cualidad ariana, es decir "de la casa primera", o sea de la personalidad.
Las personas o cosas que representan mi ascendente aparecerán en mi vida como un destino.
Mi vida es experimentar el signo ascendente hasta que en determinado momento me identifico con él. Esto es muy difícil que se logre antes de los 29/30 años o sea el primer retorno de Saturno con su lugar natal. Antes de esta fecha es muy común que la persona rechace su ascendente que sienta que no tiene nada que ver con él.
La diferencia con el sol es que uno nace expresando la energía del sol y aprendiendo a expresar la energía del ascendente.
El camino psicológico a realizar en la vida sería soltar la energía de la Luna, expresar el Sol y aprender el ascendente.
El primer paso del ascendente es que debo darme cuenta que irradio esa energía permanentemente y que ella esta siempre al rededor mío. Yo la incorporo y la suelto, permanentemente.
Mientras aprendo el camino del ascendente sigo construyendo mi identidad con el sol y mi afectividad y mi mundo emocional con la Luna.
El ascendente tiene que generar destino. Antes que yo pueda incorporar la energía del ascendente deberán pasarme muchas cosas ligadas a esta energía. Si no lo atraeré como "un afuera", mediante personas, vivencias, situaciones.
Toda energía del ascendente tiene un destino pero para que yo pueda reconocerme como un ascendente Aries, Tauro, etc. tendrán que pasarme muchas cosas antes.

Ejemplo:
Tenemos una persona que tiene el Sol en Virgo. Será una persona ordenada, lógica, mesurada.
Tiene la Luna en Virgo. Sus emociones serán controladas y la afectividad será poco expresiva, siempre pasará por el tamiz de su mente. Pero tiene el ascendente en Aries. La energía de Aries es veloz, intrépida, audaz.
Esta persona vivirá un conflicto entre su Sol (su ego) y su Luna (emociones) tan racionales y su ascendente.

En el caso de que el signo solar (el Sol) y el signo ascendente se encuentren en el mismo signo el proceso a aprender se verá facilitado.
La energía del ascendente nos resulta irreconocible hasta mas o menos los 30 años de edad. Si la persona no aprende a reconocer el ascendente como "propio" puede "padecerlo" o sufrirlo toda la vida.
El ascendente también indica nuestro cuerpo físico, "la energía con la que entramos al mundo". A veces puede indicar algo que tiene que ver con el parto.
Un astrólogo se refirió a que tuvo que asistir a un parto que había sido muy largo, el bebé había nacido en la casa, un día de invierno en un lugar muy frío. Por la hora de nacimiento el bebé podría haber tenido ascendente en Capricornio o en Acuario. Sin mirar las efemérides, el astrólogo dedujo que el simbolismo de Capricornio (Saturno) que implica algo largo, penoso, difícil debería ser el del ascendente. Y así fue, cuando levantó la carta, el bebé tenia ascendente en Capricornio.

Cualquier planeta que se halle en conjunción (cinco grados de orbe) tanto en la casa doce como en la casa uno puede teñir o influir al ascendente.
Ejemplo: si una persona tiene un ascendente Cáncer pero Urano estará allí aparentemente será dulce, hogareña y sensible pero Urano puede aportarle rebeldía y reacciones inesperadas.
Otro ejemplo, un ascendente Virgo con un Marte, allí será más energético y más agresivo.
El Sol constituye lo que está dado, la Luna lo que hay que soltar y el ascendente será un camino nuevo que hay que aprender a transitar en la vida.
Imaginen la vida como un gran teatro donde el ascendente traerá escenas relacionadas con esa energía. Cuanto menos estemos conectados con ese ascendente, esas escenas nos parecerán mas extrañas.

Ascendente en Aries

La persona tiene que aprender a ser Aries. Habrá temas de tener que quedarse solo, para liderar, para ser pionero, para ser líder. La persona tiene una energía libriana, y no quiere animarse a hacer cosas solo.
Pero la vida lo pondrá en situaciones donde tendrá que ser el primero. También tendrá que conectarse con cierta asertividad, con cierta audacia, ser consciente de su propia agresividad. Digamos, sino puede atraer a gente muy agresiva y el no hacerse cargo.
A veces se da este ascendente en entornos ligados a Marte como ser, las fuerzas armadas, el deporte, la industria. Recuerden siempre que al examinar un ascendente deben mirar la casa doce, allí está el signo donde la persona quiere volver. Un ascendente Aries tiene Piscis en doce.

Ascendente Tauro

Aquí la persona tiene que aprender a sostener el paso del tiempo. Aries está en la doce y la persona es muy ansiosa, quiere todo para ayer, es impaciente. Tiene que aprender a sostener procesos, como una planta que es primero una semilla luego un brote y luego un gran árbol.
Puede haber temas con la gastronomía, la hotelería, el dinero. Como si la persona tuviera que aprender a cocinar algo, a amasar una fortuna, a esperar. Es muy común en el ascendente Aries que vengan con una gran velocidad y la vida les ponga un obstáculo.

Ascendente Géminis

Aquí el tema fundamental a tratar es la relación con los hermanos y los primos. Puede que la relación hay sido muy mala o muy dolorosa o muy fascinante y favorable, es raro ver un termino medio. El hermano y la relación con él siempre marca la vida. Puede ser que el hermano tenga las características negativas
De "la sombra" lo que no queremos ver en nosotros o por el contrario que los hermanos tengan algo que no aprovechamos. Tendencia a ver la vida muy dividida (Géminis es un signo dual), hace falta integrar la dualidad geminiana. A veces puede traer dicotomías entre una carrera y otra, entre una pareja y otra, entre elecciones muy opuestas. La persona debe aprender a ser muy Géminis, a desarrollar su curiosidad y su intelectualidad.

Ascendente en Cáncer

Aquí el tema fundamental a resolver es con la madre o con la abuela, o con ambas. Es un ascendente que trae cierta inmadurez, cierta necesidad de protección, la persona puede negarse a crecer. Las mujeres de ascendente Cáncer pueden negarse a vivir la maternidad, quedarse en "hijas eternas". Aquí hay temas con la nutrición, con la pedagogía, con el pasado, con el hogar, con la historia. Por ejemplo decido no tener hijos pero soy directora de escuela y la vida me pone niños a mi cargo. La energía que hay que procesar es la de construir un hogar, hacer un nido, la de la protección.

Ascendente en Leo

Aquí los temas son con el liderazgo y el protagonismo. Es muy posible que la persona con ascendente en Leo sea el hijo o el hermano que quedó rezagado, que está en la sombra. Le cuesta mucho salir de la sombra, abrirse camino, salir del anonimato. La vida le va a traer continuamente situaciones donde tenga que tener un rol protagónico, donde tenga que dirigir ser protagonista. El arte y la actuación son excelentes actividades para este ascendente por que lo hacen subirse al escenario, adquirir brillo.

Ascendente en Virgo

Aquí la persona tiene que aprender a desarrollar la energía virginiana. A vivir entre limites, a ser muy detallista y muy minuciosa. Puede haber habido una historia de cierto descontrol, de cierto despilfarro, o una etapa de mayor abundancia. Son comunes los temas de empobrecimiento económico en la familia o problemas de salud. La persona tiene que "ajustarse el cinturón" también en sentido psicológico, ser más austera, más modesta, mas moderada, o también tener que seguir un tratamiento medico o una dieta estricta. Es como tener que aprender a vivir la vida con cierta disciplina.

Ascendente en Libra

En este ascendente el tema es con la relación de pareja o de sociedad. Es un ascendente muy vincular. La persona va a tener que vivir situaciones de todo tipo de vínculos, aprender los temas de pareja, de sociedades, de juicios, de vínculos con el otro.
Puede a veces pasar que se vuelva muy dependiente del otro, que el otro decida por él, como que toda su energía se la lleve el otro. O el otro extremo es quedarse solo, vivir esperando un amor o una sociedad ideal y quedarse instalado en la idealización libriana.
En resumen va a ser una persona que tiene que aprender a vincularse y tener vínculos de distinto tipo sin dejar de ser ella misma. La extrema dependencia o la soledad absoluta pueden ser las tentaciones en las que puede caer.

Ascendente en Escorpio

Este es un ascendente de gran intensidad, de una intensidad que puede asustar a la misma persona.
Pueden ser capaces de grandes éxitos y de grandes transformaciones. Siempre hay una historia algo dolorosa detrás, problemas o enfermedades en la familia, algún tema relacionado con la muerte o con el sexo o con el poder. Puede pasar también que la persona con esta ascendente haya sentido que sus padres no se querían o que no fue deseado.
Tienen que aprender a vivir situaciones de grandes crisis para fortalecerse, es un poco como el ave fénix. Es un ascendente muy fuerte y muy intenso.

Ascendente en Sagitario

Este ascendente es un ascendente que necesita expandirse, viajar y conocer nuevos horizontes.
Es muy común la conexión con el extranjero o con lo lejano, con culturas lejanas. Estas conexiones pueden aparecer inesperadamente (por ejemplo un pariente en el extranjero que aparece después de muchos años). La persona tiene que aprender a expandirse, a viajar, a conectarse con lo lejano, con otras culturas. Escorpio esta en la casa doce, hay mucho miedo, mucho temor a expandirse. También son comunes los temas de la religión en la familia, en esta puede haber contacto con la religión o el misticismo. La persona tiene que aprender a desarrollar la fe.

Ascendente en Capricornio

Aquí el tema a procesar es el tema de la autoridad, derivado siempre de la figura paterna. Siempre hay un tema importante con el padre. La persona tiene que aprender a quedarse sola, pero no como el ascendente Aries a quedarse sola y liderar, sino a quedarse sola y autosostenerse y sostener a otros.
Un ejemplo muy clásico es ser el hermano mayor y que el padre se muera o se enferma y que uno tenga que cuidar a los hermanos. A veces este ascendente produce mucho resentimiento con el padre. Hay que aprender a ser el propio padre de uno, a sostener la energía de Saturno, a madurar, a crecer y luego ser padre de otros.

Ascendente en Acuario

Este ascendente es el "loco lindo" del zodiaco. Siempre se siente distinto. En el jardín de infantes, en la escuela, en la universidad en el barrio. Es distinto, no encaja, tiene que aprender a vivir su originalidad y su espíritu único, acostumbrarse a "dar la nota" pero bien, aceptándose. Se siente, no querido, fuera de lugar. Piensa muchas veces en cambiar de casa, de carrera, de país, tiene que aprender a procesar la energía de acuario, aprender que es distinto. El arte y la creatividad en todas sus formas lo ayudan mucho.

Ascendente en Piscis

Este ascendente indica climas de cierta confusión en la familia. Pueden de venir de una familia muy neptuniana, con un entorno muy indiscriminado, con muchos parientes, con algún alcohólico o drogadicto en la familia. Es normal que se polaricen y se conviertan en el signo opuesto, virgo y se vuelvan muy lógicos y muy racionales, nieguen el Piscis. Deben aprender a ser maleables, a ser sensibles, a ser místicos, a ser intuitivos, a soñar. Si no atraerán el Piscis desde el afuera. Es un ascendente muy apto para todo lo esotérico, las artes curativas y la música.

CONCIENCIA AZUL ARTE VIDA - ASTROLOGIA