Astrologia, carta natal, cursos, clases, planeta, zodiaco, signos CONCIENCIA AZUL ARTE VIDA - ASTROLOGIA - CORDOBA - ARGENTINA
Conciencia Azul
Astrología

Niveles de Conciencia


 

Los niveles de conciencia del ser humano
relacionados con la carta natal


Por María Fernanda Domato
http://concienciaazul.es.tl
 
Si quieres más información escribeme a 
mariafernandadomato@hotmail.com  


En Wikipedia, la enciclopedia libre de Internet, encontramos que:
La conciencia, del latín conscientia, es definida en general como el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno. "Conscientia" significa literalmente "con conocimiento" (del Latín: cum scientiā). En los seres humanos, la conciencia implica varios procesos cognitivos interrelacionados. La conciencia puede también ser definida como el estado cognitivo no-abstracto que permite la interactuación, interpretación y asociación con los estímulos externos denominados realidad. La conciencia requiere del uso de los sentidos sensoriales como medio de conectividad entre los estímulos externos y sus asociaciones mentales.
 
Introducción:
 
La carta natal es una foto del cielo, es un mapa o guía en el proceso de evolución del alma y de la conciencia. Como guía, nos orienta y muestra las posibilidades de reconocer y trabajar diferentes partes de la vida del ser humano.
 
Luego de cierto tiempo en la práctica de la Astrología, se encuentran cartas natales casi iguales. A las personas que las poseen las llamamos Gemelos Astrológicos, y aunque sólo puedan diferir en minutos la hora de su nacimiento, sus vidas, sus elecciones son diferentes (incluimos a los gemelos, los mellizos, trillizos, etc.). He aquí la búsqueda de una razón para estas diferencias.
 
El objetivo de presentar este tema es encontrar la interpretación más adecuada a la persona que nos consulta, orientándola según las experiencias que está atravesando y la necesidad del aprendizaje de su alma. A veces, dar más de lo que la persona está capacidad para escuchar es confundir su camino.
 
Por esto, para comenzar una interpretación de la carta natal es importante conocer el nivel de conciencia de la persona, haciendo hincapié en las áreas mundanas de las casas correspondientes. Es necesario prestar atención al tipo de preguntas y a las inquietudes con que viene la persona a la consulta astrológica.
 
Tendremos en cuenta los significado de los conceptos de luz y de sombra en la carta natal: la Luz, como conciencia, herramienta utilizada; la Sombra, como inconsciente, aprendizaje, proyección, destino.
 
El desafío es distinguir en qué nivel de conciencia se mueve la persona.
 
Tomando en referencia dos autores conocidos (Dane Rudhyar y Jeff Green), e investigando,  hay 3 grandes niveles de conciencia, que personalmente llamo:
 
1.- El Hombre Común (que inicia su viaje en la tierra en 2D y termina en 3D)
2.- El Buscador (inicia su viaje en 3D y termina en 4D)
3.- El Maestro (inicia su viaje en 4D y termina en 5D)
 
D= dimensión




1.- El Hombre Común centra su conciencia en las casas astrológicas, en
lo mundano, en llegar a comprender su participación en la sociedad. Desarrolla la conciencia social o terrestre.
Planetas más importantes Luna, Júpiter y Saturno.
 
2.- El Buscador centra su conciencia en los planetas y luego en los signos, en lo emocional, en sus relaciones personales, en los arquetipos.
Desarrolla la conciencia solar, sistémica.
Planetas más importantes: Mercurio, Venus, Marte, Sol.
Los nodos lunares son el timón que direccionan la búsqueda.
 
3.- El Maestro centra su conciencia en los signos siderales y luego en las estrellas fijas, con los regentes de la astrología esotérica.
Desarrolla conciencia cósmica, galáctica.
Planetas más importantes, Plutón, Urano, Neptuno.
 
Desarrollo:
 
HOMBRE BÁSICO
 
El  Hombre Básico representa el 1%, está tratando de subsistir, de comer; es aquel que está aislado, el que vive alejado de la civilización, en una organización social muy simple, con lo rudimentario. Son muy pocos los hombres que están en contacto con este nivel de conciencia. Son seres que se rigen por un sistema de tiempo diferente. En este momento, el planeta Tierra está pasando a un nuevo nivel de evolución y los seres humanos también tenemos que hacer el salto, por ello este nivel está desapareciendo y en 20 años más es posible que no exista.
 
HOMBRE COMÚN
 
El Hombre Común constituye el 80% de la humanidad y viene a desenvolverse en lo mundano.  Es posible que en 100 años este porcentaje se reduzca al 20%, por el proceso de evolución.
Se trata del Hombre Básico que evoluciona a través de las experiencias de las casas astrológicas hacia el ser social.
 
Debe desarrollar:
-         la capacidad de integrarse a la sociedad humana,
-         la visión de la sociedad humana global como una unidad,
-         la visión de la Tierra como la Gran Madre, como único hogar.
Casa a desarrollar: Casa 3
Elemento a desarrollar: Tierra, la materialización, la sustancia
Aspectos: Cuadratura y Quincuncio
Relacionado con: la tierra, la materia, la forma
Actividades: en la primera etapa albañil, agricultor, artesano, carpintero, soldado, así como trabajos que precisan fuerza, en los que se trabaja con las formas, con la materia; en la segunda etapa comerciante, político, general, docente, arquitecto, ingeniero.
 
El Hombre Común tiene que trabajar la cruz como símbolo, es decir, el cruce o las encrucijadas. En la carta natal se presentan tres cruces, angular, sucedente y cadente, dando como resultado las 12 casas astrológicas.
 
Al comprender las cruces de las casas, comprende el espacio tridimensional, es decir, alto, largo y ancho.
 
Lo que tiene que aprender el hombre común es a moverse en el espacio terrestre, a ubicarse en los puntos cardinales, a asumir un cuerpo físico, a distinguir lo urgente de lo importante, la perspectiva en su vida.
 
En la primera etapa tiene que aprender a moverse a través de las casas personales, en el mundo personal; en la segunda etapa aprender a moverse en las casas sociales; en la tercera etapa aparecen enfatizadas las experiencias que faltan aprender según los planetas en las 12 casas. Evolucionar e ir incorporando conciencia, puede llevar cientos de vidas o encarnaciones.
Al final del Hombre Común, el lenguaje le permite moverse en las tres dimensiones y comienza a comprender el tiempo, lo lineal, lo temporal, conceptos relacionados con casa 3,  utilizando la mente.
 
El aprendizaje del Hombre Común
 
Este nivel se relaciona con el karma como ley de causa y efecto, (las casas como el karma) aquí se comprende que toda acción tiene una reacción, toda acción tiene consecuencias.
Podemos considerar entonces, que las etapas de evolución en el hombre común son las siguientes:
 
Primera etapa (subniveles 1 al 4): se trabajan las casas uno a seis como experiencias.
La experiencia personal
Casa 1: reconocer la necesidad de asumir, aceptar, cuidar un cuerpo; que se tiene una imagen, cómo lo ven los demás.
Casa 2: reconocer la necesidad de  sus valores, sus capacidades, sus habilidades, incorporar sustancia.
Casa 3: reconocer la necesidad de  sus vínculos, su medio ambiente, su movilidad, desarrollar su lenguaje.
Casa 4: reconocer la necesidad de su lugar, su vivienda, su familia, sus recuerdos, su seguridad emocional, su origen.
Casa 5: reconocer la necesidad de su propia unidad, su identidad, su creatividad, su “yo soy”.
Casa 6: reconocer la necesidad de su capacidad de servir, de trabajar, de ser útil a los demás, de ser un engranaje en la sociedad, de limpiarse, de asearse, de conservar una buena salud.
 
Segunda etapa (subniveles 5 al : se trabajan las casas siete a doce como experiencias.
 
La experiencia social
Casa 7: reconocer la necesidad de compartir, de asociarse, de emparejarse, de casarse, del otro que lo complementa.
Casa 8: reconocer la necesidad de dejar cosas, actividades y actitudes, de vaciar, soltar, eliminar (si no, todavía acumula el arco y la flecha, etc.).
Casa 9: reconocer la necesidad de creencias, de Dios, de ir más allá de lo conocido, de estudios superiores.
Casa 10: reconocer la necesidad de ser reconocido socialmente, de encontrar su lugar social, su profesión, de ser autoridad.
Casa 11: reconocer la necesidad de participar con otros iguales, de pensar en el futuro, de crear su futuro, de compartir ideales.
Casa 12: reconocer la necesidad de descanso, de aislarse, de ayudar a otros, del servicio humanitario.
 
Tercera etapa (subniveles 9 al 12): se trabajan los planetas en las casas como lugares activados donde aún quedan experiencias por aprender, sin identificar al planeta con sus cualidades.
  
Los planetas que se trabajan en este nivel son la Luna, Júpiter y Saturno.
Por un lado, en relación con la Luna el hombre común se siente un niño, por lo que busca que lo protejan, busca una figura materna en el afuera, ya sea en su entorno (casa 3), en la patria (casa 4) o en el gobierno (casa 10). Por otro lado, a través de los planetas sociales ha de aprender a moverse en el mundo social, a integrarse a la civilización, a que tiene derechos y obligaciones en la sociedad: derecho a trabajar, a un salario, a una vivienda, a la educación; obligaciones de respetar a los demás, los bienes de otros,  cumpliendo las leyes.
Utilizamos estos planetas porque los elementos en sus símbolos son la cruz y la media luna.
Concluyendo podemos decir que el objetivo del hombre común es aprender a vivir en la Tierra y moverse en las leyes sociales. Esto implica desarrollar habilidad en lo material, en las formas. Al mismo tiempo, lo más importante en este nivel es llegar a la conciencia lunar. El camino de aprendizaje es en familia, en clan y la madre se instala como figura principal.
 
 
EL BUSCADOR
 
El Buscador constituye actualmente el 18% de la humanidad y viene a desenvolverse en lo emocional y en lo psíquico. Posiblemente en 100 años este porcentaje aumente al 80%.
Se trata del Hombre Común que evoluciona a través de las experiencias de los planetas, de los aspectos y de los signos zodiacales tropicales, hacia el ser solar.
 
Debe desarrollar:
-         la capacidad de conocerse a sí mismo;
-         la visión sistémica, es decir, ser parte de un sistema, como un engranaje necesario para su funcionamiento, en orden con otros;
-         la visión del sistema solar como un centro integrado en un sentido mandálico.
Casas a desarrollar: casa 6 y luego casa 9
Elemento a desarrollar: Agua, las emociones
Aspectos: Sextil y Trígono
Relacionado con: lo emocional, lo psíquico, el plano astral
Actividades: médico, psicólogo, filósofo, artista, trabajos que precisan del intelecto, las relaciones y la emoción.
 
Podemos considerar entonces, que las etapas de evolución en el buscador son las siguientes:
 
Primera etapa (subnivel 1 al 4): se trabajan las casas con las características de los planetas (no hay signos).
Cada planeta en la carta natal por casa es un maestro que trae la enseñanza y el conocimiento en dicha área de expresión donde la persona tiene que escuchar sus enseñanzas poniendo en luz las características del planeta, utilizando dichas cualidades en forma conciente. Los Planetas son verbos, actores, objetos, personas, personajes, mitos, arquetipos, dioses, deidades.
En este nivel se comprende que cada planeta tiene una función psíquica, un arquetipo interno que se debe asumir concientemente.
Si un planeta está en sombra en la carta natal, funciona como destino, como situaciones que vienen de afuera, que son el llamado del maestro hacia el aprendizaje de dichas cualidades.
 
 
Segunda etapa (subnivel 5 al : se trabajan las casas, los planetas, los aspectos y los signos zodiacales (todo).
Un planeta en luz en la carta natal funciona en forma conciente. Se transforma en un maestro de las actividades y cualidades indicadas en la casa en la que está emplazado, y en dichas actividades enseña o transmite la experiencia adquirida a los demás hombres. Entonces, el planeta en la casa primero es aprendiz, luego es maestro de otros. Es un puente entre las casas que son la Tierra, lo mundano y los signos que son lo sagrado, el Cielo.
 
Al mismo tiempo, cuando el planeta se pone en luz, comienza a desarrollar los vínculos con los demás planetas, generando los aspectos astrológicos, uniendo las actividades mundanas de las casas relacionadas. Al tomar conciencia de los planetas, el buscador se da cuenta de que pertenece a un sistema, desarrollando la visión sistémica y la comprensión de estar girando con la Tierra alrededor del Sol, participando del sistema solar.
 
La tarea es trabajar concientemente los planetas en las casas, para luego expresarlos en el resto de las casas con soltura y facilidad. Al hacerlo, los límites de las casas (karma, causa y efecto) desaparecen y la habilidad desarrollada del planeta funciona en la totalidad de la carta natal, en el mundo externo (exteriormente) y en su mundo psíquico (interiormente). Se transforma la vida de la persona logrando la unidad de la carta: el Sol comienza a brillar, a ser conciente; se comprende la relatividad del tiempo, lo cíclico, el eterno presente, la 4ª dimensión.
 
 
Tercera etapa (subnivel 9 al 12): se trabajan los planetas, los aspectos y los signos zodiacales tropicales (no hay casas).
Se expresan los signos zodiacales tropicales como la fuente divina de las energías sagradas en la Tierra. Los planetas se convierten en los lentes o focos que traen lo divino a la Tierra y se muestran las mejores cualidades, adjetivos, las virtudes de los signos manifestados por los planetas que son los actores, los personajes actuantes en la vida y en el mundo de la persona.
Se respetan las leyes del sistema, las leyes de la psiquis, de los arquetipos, y automáticamente se respetan las leyes de la Tierra, las humanas.
 
 
El proceso desde los planetas o arquetipos
 
Los planetas que se desarrollan en este nivel son Mercurio, Venus, Marte y el Sol, y a ellos se suman los nodos lunares como timón de evolución. Se trata de los planetas que tienen el círculo en su símbolo indicando lo sagrado, lo divino, la totalidad como meta o propósito.
 
 
Para que el planeta funcione correctamente:
  
§ en el caso de Mercurio, primero tienen que estar en luz la casa 3 y la 6 para que luego la persona pueda utilizar al planeta con sabiduría;
§ en el caso de Venus, primero tienen que estar en luz la casa 2 y la 7;
§ en el caso de Marte, primero tienen que estar trabajadas la casa 1 y la 8;
§ en el caso del Sol, tiene que estar integrada en unidad creativa la casa 5.
 
Los planetas giran en órbitas, en círculos, en orden sagrado, en tiempo y espacio, simbolizando los procesos del mundo psíquico del buscador. Éstos, junto con los aspectos, forman las configuraciones planetarias (T cuadrada, Gran Trígono, Yod, etc.) y son una clave para la interpretación, ya que configuran la psiquis, el mapa psíquico del hombre. En este momento él comprende lo cíclico del tiempo,  pasa de lo lineal a lo circular.
 
Los problemas a superar en este nivel son con las personas cercanas, padres, hermanos, hijos, abuelos, tíos, primos. Por ello los planetas son los personales.
 
El tema aquí, es tomar conocimiento de que en el interior del hombre hay un sistema, que responde a ese sistema mayor. Todos los planetas son importantes, si uno no funciona correctamente, el sistema está en desequilibrio. Si hay problemas con un planeta, se traslada a los signos que rige repercutiendo en la experiencia mundana.
 
La relación entre dos planetas (aspecto), indica en qué fase del ciclo de aprendizaje se encuentra:
Conjunción: inicio del aprendizaje.
Sextil: oportunidades del aprendizaje, entendimiento.
Cuadratura: conflictos en el aprendizaje, ajuste, toma de decisión.
Trígono: habilidad desarrollada.
Quincuncio: ajuste de lo aprendido.
Oposición: mostrar el aprendizaje.
 
Podemos decir que el objetivo del buscador es aprender a vivir en el sistema y moverse en los planetas, con sus relaciones, con sus vínculos personales, desarrollando las cualidades de los signos donde se ubican. Luego desaparecen las casas astrológicas como límites, expresándose en la totalidad de la carta natal.
Para el buscador la vida es una ilusión, es Maya, por ello se trabajan los signos tropicales.
Es su objetivo también desarrollar habilidad en lo emocional, lo psíquico, lo astral, el auto-conocimiento, el trabajo interno, el trabajo hacia adentro; por eso se trabajan los planetas personales.
Lo más importante en este nivel es llegar a la conciencia solar, logrando la unidad, una identidad con lo divino, el Cielo. El camino de aprendizaje es solitario y el padre es la figura principal.
 
 
EL MAESTRO:
 
El Maestro constituye actualmente el 1% de la humanidad y viene a desarrollar la conciencia cósmica. Posiblemente en 100 años este porcentaje aumente.
Se trata del Buscador que evoluciona a través de las experiencias de los signos zodiacales siderales, las constelaciones y las estrellas fijas hacia el ser galáctico.
 
Debe desarrollar:
-         la visión cósmica como unidad, como totalidad;
-         la capacidad de ser un canal de lo cósmico;
-         ser parte del universo, del lugar sagrado, divino.
Casa a desarrollar: casa 12
Elementos a desarrollar: Aire, la mente superior, cuerpo búdico; Fuego, el espíritu, el amor compasivo.
Aspectos: la Conjunción,  como significado de unidad.
Relacionado con: el plano espiritual.
Actividades: guía espiritual, maestro espiritual, místico, santo; trabajos que precisan del servicio, la compasión, la entrega.
 
Podemos considerar entonces, que las etapas de evolución en el maestro son las siguientes:
 
Primera etapa (subnivel 1 al 4): se trabajan los planetas en los signos siderales, considerando los regentes esotéricos y jerárquicos.
El maestro comienza a vivir la verdadera realidad espiritual de la vida, e interesan las posiciones de los planetas en el horóscopo sideral, luego las 88 constelaciones del cielo y terminamos el nivel con las estrellas como sistema galáctico.
 
Segunda etapa (subnivel 5 al : se trabajan las estrellas fijas con los planetas y los ángulos más importantes.
Las constelaciones son formas abstractas de la mente, que trabajan el elemento Aire. Primero se trabaja con las 12 constelaciones y finalmente se integran las 88 constelaciones del cielo.
 
Tercera etapa (subnivel 9 al 12): se trabajan las estrellas fijas como sistema esférico, distancias a los polos, al ecuador, las galaxias, los cúmulos, los agujeros negros. (Esta etapa está en investigación).
 
Los planetas que se desarrollan en este nivel son los transpersonales: Urano, Neptuno y Plutón.
 
Se cumple con las leyes de los Maestros Ascendidos, de los avatares, cuyas leyes incluyen las leyes del sistema solar y de la Tierra.
 
Este nivel está en proceso de investigación. Aún falta mucho por descubrir.

Astróloga María Fernanda Domato

Reflexión:
 
Ninguna persona es igual a otra por más que hayan nacido en la misma fecha a la misma hora, o sea con la misma carta natal, ya que su nivel de conciencia es diferente. Aquí esta la importancia de la interpretación, de la habilidad del astrólogo en conocerse a sí mismo, y como dice Stephen Arroyo “Ningún astrólogo puede interpretar la vida y el destino en un nivel superior a aquel en el cual funciona”.
 

 
 
Bibliografía:
 
Bailey, Alice (1959) Astrología Esotérica, Editorial Fraternis Lucis, Buenos Aires.
Carutti, Eugenio (1997) Los Ascendentes en Astrología, Editorial Kier, Buenos Aires.
Green, Jeff (1992) Plutón, Editorial Luis Cárcamo.
Rudhyar, Dane (1987 ) Planetarización de la conciencia, Editorial Sirio, Barcelona.
Sullivan, Erin (1994) Los planetas retrógrados, Editorial Urano, Barcelona.
Moreno, Joseph María (1987) El simbolismo de las casas, Editorial Arbor, Barcelona.
Bacher, Elman (1982) Estudios de Astrología, Editorial Kier, Buenos Aires.
Ruperti, Alexander (1989) Ciclos del Devenir, Editorial Kier, Buenos Aires.
Arroyo, Stephen, (1987) Astrología, Karma y Transformación, Editorial Kier, Buenos Aires.
 
WEB:
http://www.wikipedia.org
http://www.astro-campus.com/articulos/SPICASC/gemelos.htm

CONCIENCIA AZUL ARTE VIDA - ASTROLOGIA