Astrologia, carta natal, cursos, clases, planeta, zodiaco, signos CONCIENCIA AZUL ARTE VIDA - ASTROLOGIA - CORDOBA - ARGENTINA
Conciencia Azul
Astrología

Texto La influencia de la Luna



La influencia de la Luna en la vida humana

Prof. María Fernanda Domato

 

 

Las fases lunares

 

 

La Luna Nueva

 

Durante su vuelta alrededor de la Tierra, que dura 28 días, la luna muestra al sol siempre la misma cara, la misma que podemos admirar en todo su esplendor cuando la luna está llena. La otra cara, en cambio, permanece sumida en la noche eterna.

 

Conviene señalar que nuestro satélite, durante la fase de luna nueva, permanece de dos a tres días ante el mismo fondo estelar, lo cual quiere decir que se encuentra en el mismo signo zodiacal que el sol. Lo entenderemos mejor si pensamos que, desde nuestro punto de vista, durante la luna nueva el satélite se encuentra tan cerca del sol que éste, la luna y el observador quedarán casi en la misma línea. Así, en marzo la luna nueva se encuentra normalmente en la constelación de Piscis, en agosto en la de Leo, etcétera.

 

Es muy importante tener en cuenta esta regla a la hora de hacer cálculos para evaluar en qué signo del zodiaco se encuentra la luna en un momento dado. Recuerde que el satélite tarda entre dos y tres días en atravesar una constelación zodiacal. Por consiguiente, la luna llena que sigue a la luna nueva de marzo ha dejado atrás exactamente la mitad de la esfera zodiacal, con lo cual ha pasado ya por seis signos del zodiaco, y tardará aún unos catorce días en encontrarse en el signo de Virgo o de Libra. Ni que decir tiene que el mismo principio rige para los demás meses del año.

 

En estos calendarios la luna nueva viene dibujada generalmente como un diminuto disco negro o con rayitas negras. Durante esta fase reina un breve período de influencias especiales sobre los seres humanos, los animales y los vegetales; quien, por ejemplo, ayune un día entero en este período, escapará a muchas enfermedades, ya que la predisposición del cuerpo a eliminar sustancias tóxicas es máxima durante esta fase. Si uno ha decidido deshacerse de una mala costumbre o de un hábito nocivo, este momento es el más apropiado para ello. Después de una poda en este tiempo los árboles enfermos se recuperan mejor. Igualmente, la tierra empieza a respirar.

 

 

 

La Luna Creciente

 

Apenas pocas horas después de la nueva luna, girando sobre la superficie lunar de izquierda a derecha, aparece la cara orientada hacia el sol de nuestro satélite, la cual veremos en forma de un creciente finísimo. Se trata de la luna creciente, abriéndose paso a su vez con sus influencias características. La etapa que aún le queda por cubrir hasta la media luna también se conoce con el nombre de cuarto creciente o primer cuarto, mientras que los otros seis días que median entre la media luna y la luna llena reciben el nombre de segundo cuarto. La duración total de la luna creciente es de unos trece días.

 

Todo lo que se incorpora al cuerpo, lo que lo desarrolla y fortalece, tiene doble efecto durante estas dos semanas. Cuanto más crezca la luna, más desfavorable será el proceso de curación de heridas y el postoperatorio. La ropa, por ejemplo, no quedará tan limpia como durante la luna menguante aunque se utilice la misma cantidad de detergente. Durante la luna creciente y la luna llena vienen más bebés al mundo.

 

La Luna Llena

 

Por fin ha completado la luna la mitad de su viaje alrededor de la Tierra; la cara que refleja la luz del sol se nos muestra como luna llena, el astro más resplandeciente del cielo nocturno. En esta fase el satélite se encuentra «detrás» de la Tierra con respecto al sol. En los calendarios la luna llena viene representada mediante un diminuto disco blanco.

 

Incluso en las pocas horas que dura la luna llena se hace notar el claro influjo que ésta ejerce sobre la Tierra y los seres humanos, animales y plantas que la habitan. Esta fuerza, producida por el cambio de sentido de los impulsos lunares al pasar la luna por la fase que media entre creciente y menguante, se siente de manera más intensa que el cambio de fuerzas que tiene lugar durante la luna nueva. En el plenilunio los sonámbulos se pasean dormidos, las heridas sangran con más persistencia; las plantas medicinales recogidas durante este período tienen más eficacia, y los árboles podados en esta fase pueden morir. En otro orden de cosas, la policía tiene que reforzar sus efectivos, ya que normalmente los actos de violencia y los accidentes aumentan; asimismo, a las comadronas se les acumula el trabajo.

 

La Luna Menguante

 

La luna prosigue lentamente su camino. Su cara oscura empieza a «abollarla» de derecha a izquierda, y los aproximadamente trece días de la fase de la luna menguante (los cuartos tercero y cuarto) comienzan.

 

De nuevo debemos agradecer a nuestros antepasados el descubrimiento de ciertas influencias lunares durante este período. Las operaciones tienen mayor éxito que en ninguna otra fase; casi todas las tareas domésticas parecen más fáciles de hacer, y quien coma más en cuarto menguante notará que no aumenta tanto de peso. Este es el momento propicio para trabajar en el jardín y en el campo (por ejemplo, para plantar tubérculos y raíces), si bien es mala época para ciertos trabajos (como la poda de árboles frutales).

 

 

Consejos para el cuidado del cuerpo utilizando los Ritmos Lunares

 

 

También en los cuidados corporales se puede utilizar el conocimiento de los ritmos lunares para nuestro beneficio. Antes que nada habrá que recalcar que la condición de la piel, cabello y uñas casi siempre es un signo y síntoma del estado de salud general. Sin belleza interior y sobre todo, sin una nutrición saludable, las medidas para el cuidado corporal no pasarán de ser mero maquillaje, cubriendo las verdaderas causas de, por ejemplo, una piel demasiado pálida, grasa o impura o de unas uñas quebradizas.

 

Estos consejos serán una formidable ayuda para trabajar desde dentro con la intención de obtener una piel sana y cabellos fuertes, máxime cuando gracias a ellos usted se podrá ahorrar mucho dinero en cosméticos, que cuestan casi siempre muy caros.

 

Cuidado del la Piel

 

Por cuidado de la piel no entendemos el aseo cotidiano o la aplicación de cremas, sino el cuidado de una piel problemática, por ejemplo utilizando mascarillas faciales especiales. Esto será más eficaz durante la luna menguante, particularmente cuando sea necesario actuar contra impurezas, granos y similares, ya que casi nunca quedan marcas durante luna menguante.

Por el contrario, en el caso de que se le deban aportar sustancias a la piel, como por ejemplo cremas antiarrugas o cremas hidratantes, la fase de la luna creciente es mucho más propicia.

Quien desee además de esto tener en cuenta la posición de la Luna en los signos zodiacales no deberá dejar pasar los días que la Luna transita el signo de Capricornio. Estos resultan verdaderamente idóneos para cualquier tipo de cuidados de la piel.

 

 

Cuidado del cabello

 

Muchos productos para el cabello y contra la caspa serían totalmente superfluos si usted tuviera en cuenta el momento oportuno a la hora de cuidarse el cabello.

El momento oportuno: los días en que la Luna se encuentra transitando los signos de Leo y Virgo son días de corte de cabello.

Durante los días en que la Luna transita los signos de Piscis y de Cáncer se debería renunciar a cortar el pelo.

 

A quien no esté satisfecho con su cabello, ya sea porque éste se cae, o porque es demasiado fino o demasiado graso, se le debería recomendar cierta cura que no dejará de ser eficaz:

Hágase cortar los cabellos o las puntas cada mes desde Febrero hasta Agosto durante los días en que la Luna transita el signo de Leo. Entonces Leo se encuentra siempre en la luna creciente, lo que no hará más que redoblar la eficacia. La calidad de Leo tiene influjos especiales sobre las hormonas masculinas, quizá ellos sea un motivo que explica "la melena leonina" efecto del día de Leo, ya que éste hace que los cabellos se vean reforzados.

El corte de pelo exclusivamente en Leo no es, de todos modos, un medio seguro para evitar la caída del cabello, ya que frecuentemente el pelo se nos cae debido a los efectos de ciertos medicamentos, cambios hormonales en el cuerpo y los desórdenes anímicos que suelen venir con ellos.

 

Los cabellos cortados en Virgo mantienen durante más tiempo su forma y belleza. Especialmente para la permanente Virgo es muy propicio. También durante los días de Leo los cabellos se pueden rizar muy bien.

El corte de pelo durante los días de Piscis suele provocar caspa. Si se cortan los cabellos durante Cáncer, se volverán rebeldes e hirsutos.

Si usted puede hacerlo, debería renunciar a lavarse los cabellos durante Piscis y Cáncer por las mismas razones. Ciertamente existen muchas personas ,en especial entre los jóvenes, que se lavan los cabellos cada día, pero en la juventud el cuerpo también aguanta más cosas. Con el paso de los años podrán empezar a tomarse en serio este consejo.

 

 

Depilación

 

Si, por las razones que fueren, usted quisiera depilarse, procure escoger para la depilación el período de la Luna Menguante.

Durante la primera mitad del año no se debería dejar escapar Capricornio en la luna menguante, ya que solamente depilados entonces los pelos no crecerán con tanta rapidez. De cualquier forma no exagere depilándose las cejas.

 

 

Cuidado de las uñas

 

El momento oportuno para cortar y limar las uñas de los pies y de las manos, Capricornio es el día más adecuado.

Las uñas cortadas durante Capricornio se volverán duras, resistentes y no se quebrarán con tanta facilidad. Los productos especiales para las uñas son algo superfluos, ya que sólo combaten el síntoma.

Naturalmente el cuidado de las uñas no tiene por qué hacerse únicamente esos 2 o 3 días de cada mes. Nuestro consejo está orientado a recomendarle que, como minimo, procure aprovechar los días de Capricornio.

 

Un consejo que quizá le hará sonreir con satisfacción: corte las uñas de las manos y los pies siempre los viernes, así nunca tendrá problemas y sus uñas serán fuertes.

Las uñas que se hundan en la carne no se deberán de corregir ni cortar durante la luna menguante, si no , volverán a crecer mal una y otra vez. Esta clase de operación no se debe hacer durante la luna menguante, especialmente durante los días de Piscis.

 

Bibliografía

 

La influencia de la Luna. Johanna Paungger y Thomas Poppe. Editorial Planeta

Vivir con la Luna. Johanna Paungger y Thomas Poppe. Editorial Emecé.

 

 

Gracias por su atención,

Astróloga María Fernanda Domato.

 

 

Los espero en las próximas actividades:

 

Diciembre – Enero – Febrero 2010

 

ú  La Luna en los signos (basado en las lunas del libro de E.Carutti)

ú   

ú  La misión del alma (Nodos lunares y Plutón)

 

ú  Consultas, Revolución Solar, Carta Natal, todo el año

 

ú  Encuentros de autoconocimiento

 

ú  La influencia de la luna en la vida humana



 
CONCIENCIA AZUL ARTE VIDA - ASTROLOGIA